Donde Comer En El Sardinero

Es, a partir de entonces en el momento en que se popularizan losbaños de ola –que previenen de algunas patologías y alivian ciertas enfermedades– y comienzan a llegar a la ciudad miembros de la alta nobleza.

donde comer en el sardinero

Su cocina da platos escenciales de la cocina cántabra como las anchoas de Santoña artesanas y otras proposiciones mucho más elaboradas con una vigilada presentación. Mariscos, pescados y carnes entre las que a nosotros nos chifla su increíble \’Steak Tartar de Solomillo homenaje a Alberto Chicote\’. Comida de inclinación tex mex sin grandes metas pero de adecuada elaboración y costes ajustados. Cocina de mercado con notas internacionales en este sitio con mesas fuera y una terraza en precisamente la misma Plaza de San Martín y a pocos metros del Palacio de Festivales. Menús diarios y una oferta gastronómica fundamentada en la calidad de las materias primas en la que predominan las recetas habituales adjuntado con algunos platos de clara predominación italiana o asiática.

Dónde Comer Cerca De El Sardinero

El valor de los platos en la mayor parte de casos depende del precio de mercado, pero en líneas en general es muy ajustado si tenemos en consideración la calidad. Marucho es otro de los sitios de comidas en Santander más populares y asimismo uno de los mucho más sugeridos, tanto por viajeros como locales. Síguenos en Flipboard para descubrir novedosas recetas, actualidad sobre nutrición y gastronomía y nuestras revistas repletas de ideas y recetas para todos. A pocos pasos de la popular y populosa Plaza del Cañadío se encuentra el germen de este emporio que dispone rabas en sus barras. Largas, lisas, de fritura medida y con un enharinado muy sutil, parte de su secreto —el confesable— está en chorrear muy bien la harina antes de pasar a la fritura. Desde el Club de Calidad de Cantabria Sin limites te ofrecemos ciertos ejemplos como la Casa del Marqués, un hotel histórico que conserva todo el ambiente del siglo XIV; y el Parador de Santillana Gil Blas, una casona con mucho más de 70 años de trayectoria.

Tienen un menú del día apoyado en la cocina clásico elaborado con modelos de cercanía adquiridos cada día en el mercado local por 21,50 €.Además de esto están reconocidos con un Bib Gourmand, el marca de la Guía Michelin que reconoce la mejores relaciones calidad-precio. Este es otro de los sitios de comidas donde comer en Santander más recomendados, tanto por locales como por pasajeros, sobre todo si deseas evaluar las que dicen, son unas de las mejores rabas de la región. El valor de los platos está entre 15 y 20 euros y te aconsejamos comunicar para lograr evaluar mucho más opciones. 2 pequeñas terrazas al abrigo de los vientos del nordeste sirven de antesala para un espacio de ambiente marinero adornado en maderas y puertas en blanco en el que se destaca los restos de un viejo pantalán de Puertochico.

Marisquería Casa Jose

Muy aconsejable la lasaña, las gambas, las zamburiñas y de postre la tarta de queso. La gastronomía cantabria es la guinda idónea para irte de Santander con ganas de regresar. Carnes, pescados o quesos, son ciertas exquisiteces que te dejarán enamorado. Al tratarse de una ciudad grande, son un sinfín las opciones que tienes para comer.

donde comer en el sardinero

Esta región tiene muy buenos restaurantes de pescado y marisco, y de todos ellos este, para mí, este es el mejor. Si vienes a Santander a comer marisco no te lo pienses un par de veces. El valor de las medias porciones es de unos diez euros y las porciones completas unos euros dependiendo del plato. Innovador y vanguardista, en la carta tampoco falta el producto de calidad, la buena cocina y lógicamente, la tradición que se palpa en cada plato. Es el sitio perfecto para los enamorados del pescado y el marismo de calidad.

Carta corta con propuestas muy locales a precios ajustados. Sitio de comidas de afianzada trayectoria y considerablemente más que apetitosa apuesta gastronómica escorada hacia los modelos del mar y los arroces, que forman su genuina especialidad. Buena oferta y pluralidad de platos con un servicio esmerado y muy profesional. La última apuesta del Grupo Deluz y Compañía ocupa el sitio histórico y privilegiado que a lo largo de 80 años estuvo guardado a las bombas para achicar agua del dique seco. Conocido por ser uno de los mejores sitios de comidas de Santander, este asimismo se encuentra dentro de los sitios de comidas mucho más económicos, algo que lo hace una apuesta segura si quieres comer o cenar platos tradicionales, con materia de primera calidad y cocinados con amor.

Desde 1939 lleva dando el callo este bar, en este momento más cerca de un lugar de comidas, cuyas rabas se pueden probar tanto en la barra como en la sala, y que bien meritan la reserva aunque no están entre las más asequibles de la región. No hay bar en Santander que no consagre el aperitivo a unas rabas con una cerveza, de ahí que localizar las mejores suele ser difícil. Crocante, con un tono dulce —si hablamos de buenos calamares— y ligera en cuanto a grasa, el arte de llevar a cabo unas buenas rabas, pese a su facilidad, supone un buen mimo.

Tiene una carta muy diferente y original con fusión de diferentes gastronomías. El Nobrac es una alternativa perfecta para los amantes de las hamburguesas gourmet. Otro lugar de comidas de hamburguesas que me agrada bastante es La Pepita, es más rollo hamburguesería americana. En los dos sitios de comidas puedes comer o cenar hamburguesas por unos 15 euros.

En total, son 20 opciones de todas las clases con las que vas a devorar Santander a bocados y vas a poder degustar todo su gusto en multitud de opciones y propuestas diferentes. Si te gusta asistirnos a completar la lista de los diez sitios de comidas donde comer en Santander, añade el tuyo en los comentarios. Los costos de los platos están entre los 6,50 euros y los 10 euros y las hamburguesas tienen un precio de entre 8,50 euros y 13 euros. El valor de las medias raciones es de unos diez euros y las porciones terminadas unos euros en dependencia del plato. Aunque está situado un poco alejado de la zona mucho más en el centro, merece la pena ofrecer un recorrido para probarlas y disfrutar de entre los platos más populares de esta región del país.