Finisterre Donde Comer

En estas mesas siempre y en todo momento hay lista de espera y es simple conseguir a famosos chefs de paso, puesto que conocen el lugar porque cada verano se organiza un acto solidario al que asisten. Las patatas fritas caseras y las concluyente ensaladas son un óptimo acompañamiento. Asador con especialidad en toda clase de carnes a la brasa de carbón y leña.

finisterre donde comer

Guisos caseros, estofados, chuletas, pescados y patatas gallegas fritas. Una carta reducida y solvente, redactada sobre tejas en multitud de idiomas. Entre las paradas impepinables es Ponte Maceira, con la vivienda de comidas del mismo nombre y tiene una terraza sobre el río Tambre donde podrías pasarte horas. Es ideal para tomar el piscolabis o quedarse a comer hipnotizado por los saltos de agua y el enigmático Ponte Pelo.

Lugar De Comidas A Lareira

Su bar es un museo improvisado del peregrino. Hay que dejar ubicación a la tarta de queso que Rogelio se va a empeñar en que pruebes antes de irte, predispuesto a reiterar y hacer que corra la voz. No tengas dudas en aclarar con Rogelio los lugares mucho más atrayentes de la ruta a proseguir, es un experto en la región.

finisterre donde comer

El puerto de Finisterre entra sin llamar por los ventanales de ‘A Galería’. Rogelio no disculpa la tarta de queso casera, de la que siente muy satisfecho. Los calamares en su tinta aproximan el gusto del Atlántico. Se entra por la taberna, cuajada de fotografías de la historia del local desde el instante en que abrió sus puertas en 1917. Alberto Castro, en este momento al frente, nos recibe y nos comenta el pescado del día, el día de hoy cabracho y sargo, que van para de las mejores caldeiradas de la región. “Pero no les vais a ir sin probar la tortilla, ¿no?

Añadir España Impresionante Como Ingreso Directo

Desayunos y comidas elaboradas con artículos frescos de calidad. Raras veces se tiene la posibilidad de evaluar platos centenarios. Y la tortilla de longueirón -un bivalvo familiar de la navaja- transporta aquí, en carta, desde hace generaciones. Es un plato y, al mismo tiempo, prácticamente una pieza de museo. Valdría la pena arrimarse hasta aquí solo por esa tortilla. Pero es que está asimismo la caldeirada y los calamares en su tinta.

Esta es la vista que contemplas desde la terraza del restaurante ‘Pontemaceira’. Tienes que comprar una ración de empanada para hacer un prominente en el Camino. Las vacas jalonan parte importante de este camino que avanza por una de las regiones mucho más ganaderas. Caminar por un paisaje estimulante que nutre el espíritu, como el de Santiago a Fisterra, lleno de atractivos naturales se refleja también en la mesa de forma dinámica. Pues en Galicia, la temporada y el producto del ambiente son parte de su día a día. Aquí, esa tendencia hoy extendida, se viene llevando a la práctica desde siempre.

Tarta de Santiago, bizcochos, rosquillas… y su conocida coca, de esta manera llaman aquí a esta empanada dulce de manzana. Todo directo del horno a la mesa. Nos sentamos a la barra que da a la cocina y Brais nos explica su trabajo mientras va emplatando el menú. Tartaletas de masa brisa con cebolla estofada muy poco a poco con vino blanco, cremoso de patata y queso Galmesán, un queso curado que se elabora en Arzúa. “Es un plato inspirado en Pascal Barbot”, enseña el cocinero. Teléfono, mapa y también información sobre compañías y profesionales relacionados con restaurantes en Fisterra.

Las croquetas de choco en su tinta o de gambas, las filloas rellenas de verduras y longueirón, el salteado de garbanzos, setas y almejas, son elecciones satisfactorias. Las típicas filloas se tienen la posibilidad de soliciar de postre, en su versión dulce, junto a unas aromáticas fresas de Quilmas. En Galicia lo realmente bien difícil es comer mal. Está en la misma calle que la oficina de turismo en la que te entregan la finisterrana y, desde sus ventanales, el puerto entra sin permiso y se aposenta entre las mesas. Hay que coger fuerzas para llegar hasta el faro.

La habitual tarta de Santiago no puede faltar en el mostrador de la panadería. Hemos quedado con Juan Luís Estévez, entre los panaderos mucho más respetados de Galicia, en el obrador. Nos recibe haciendo un trabajo y con él está José Germán López, el dueño y tataranieto de quienes fundaron la panadería en 1887. Terminamos con los melocotones en almíbar de cardamomo negro, helado de vainilla, bizcocho de azúcar moscovado y praliné de miso blanco.

Nuestra especialidades son el cocido, los callos, caldeiradas, lentejas, fabada y ternera. Local en el que degustar como especialidades pescados y mariscos de la Ría, también disponemos de comida vegetariana. Contamos con unas geniales vistas al puerto de Fisterra y de terraza exterior.

Te has alejado demasiado como para poder ver las marcas.

Restaurantes En Comarca De Finisterre

Carne de ternera, cerdo, chuletón, entrecot,… Ofrecemos menú del día de lunes a jueves. Comida por encargo y para llevar con obtenida en el local. Restaurante situado en la localidad de Fisterra. Dispone de una amplia y extensa terraza exterior cubierta para empleo de sus clientes del servicio.

Dónde Comer En El Sendero A Finisterre

Se hacen comidas por encargo y para llevar y se admite el pago con tarjeta. Restaurante de comida tradicional gallega, especialidad en pescados y carnes a la brasa. Mariscadas, con productos frescos y de cercanía. Local climatizado y gran terraza. Hacen comida por encargo y para llevar con servicio de distribución a residencia. Lugar de comidas – Bodega que tiene una extensa variedad de mariscos procedentes de manera directa de la ría.

Dispone de menú marinero degustación y menú peregrino. Marisquería Os Tres Golpes, situada en entre las calles estrechitas del pueblo y con una acogedora y singular fachada, pertence a las marisquerías por excelencia a la hora de comer en Fisterra. Pero si lo que quieres es tomar algo tienen un increíble vino de cosecha propia que regará la muy rica empanada gallega que te van a poner para acompañarlo. El Bar O’Pieiro, con vistas al puerto, tiene tapas habituales gallegas. Se puede pedir croquetas de gulas, mejillones en salsa, zamburiñas… todo ello acompañado de una botella de Albariño, vino blanco gallego.